Templo Oración

En el Templo de Oración, Luz, Paz y Energía, los hermanos de la Orden del Temple oran para ayudar a todo aquel que lo solicite ante cualquier situación personal y/o colectiva.

Donaciones

Como Organización sin ánimo de lucro y de base religiosa, aceptamos donaciones que puedan hacer que nuestra labor continúe diariamente al servicio del Cristo.
(En muchos países este tipo de donaciones tienen deducciones fiscales).

Información Usuario

IP Address
54.165.57.161
United States United States
Explorador
Unknown Unknown
Sistema Operativo
Unknown Unknown

Su Hora

Música

module by Inspiration

Recommended service:
dating information
Los Misterios De La Hacienda De Torrijos.Et Ego In Arcadia
Publicaciones Orden del Temple - Lugares de Poder
Escrito por María de Aquitania   
Martes, 10 de Enero de 2012 00:00

Autor:  J.G.

La hacienda de Torrijos.

Su ubicación se encuentra en la localidad sevillana de Valencina de la Concepción, perteneciente a la comunidad de municipios del Aljarafe, unión de pueblos ubicados todos en la misma zona, circundante ésta a una gran lozana, ubicada en la ocupación morisca por los conocidos sufíes, los árabes guardianes de la sabiduría.

En esta localidad también es prominente de reseñar la existencia de dos dólmenes prehistóricos, que para muchos podrían ser de la época tartesia. Lo más importante para nuestra investigación, sobre estos dos restos arqueológicos es el respeto que tantos pueblos de diferentes culturas, a través del tiempo, les ha tenido, godos, visigodos, árabes y cristianos.

La hacienda de Torrijos es una construcción mozárabe, en la que reina por doquier la presencia de altas palmeras, y almenas de estilo mozárabe.

Una tarde del mes de mayo, del 2.003 nos dirigimos al centro de la localidad, Donde se halla la hermandad cofrade del Santísimo Cristo de Torrijos, creada para el cuidado de la romería del mes de octubre, celebrada en la hacienda. En la hermandad nos dieron un libro editado por ellos, explicando muy por encima la historia de la hacienda, la cuál no pasaba de más de una página, el resto eran fotografías y recuerdos de la romería. Tras observar por encima dicha obra publicada, se le preguntó el por qué de las ausencias de datos históricos de la hacienda, la respuesta nos sorprendió muchísimo: no existen. “Hemos intentado entablar conversaciones con los actuales dueños de la hacienda, el marqués de Torrijos, pero no nos otorgan ningún dato histórico. Es más, incluso una vez se deseó arreglar la capilla del Cristo, y se nos fue negada la obra, a pesar del mal estado en que se hallaba.”

Nuestros espíritus se alzaron en alas de conseguir respuestas a estos secretismos, que incluso frenaban a la propia hermandad, la cual, cabe decir, ha realizado muchos logros para el mantenimiento de la romería, pues incluso ésta también peligró, pues la hacienda de Torrijos, donde se celebra el evento una vez al año, es propiedad privada del Conde de Torrijos.

En aquel libro que se nos entregó los únicos valores históricos eran los siguientes:

-                    Que el primer dueño fue un noble de la casa de Lara, Nuño de Lara, y recibió la hacienda por mano del rey Fernando III el Santo, tras la reconquista.

-                    Que María Coronel había llevado como dote la mitad de la hacienda de Torrijos, para su casamiento con Guzmán el Bueno. Esta media dote recogía una extensión inmensa, que recogía la actual localidad de Castilleja de Guzmán, Bormujos, Tomares…

-                    En el año 1.600 ocurre un pleito por la potestad de la hacienda, pues el dueño murió sin descendencia. Finalmente recaería en el marquesado del Conde del Saúco.

-                    En el año 1.672 se descubriría enterrado el Santísimo Cristo atado a la columna. Según una leyenda de la localidad, un pollo picoteando el suelo hizo un hoyo, que propició el descubrimiento de la imagen de estilo visigótico, enterrada en el suelo de la hacienda. Tras este hecho, se edificaría una capilla para tal imagen.

-                    Por último la fotografía y trascripción de las bulas Papales existentes en la capilla.

De esta obra poco más se consiguió recoger como apuntes históricos de la hacienda. Mas era suficiente para intentar comenzar una investigación para denotar al menos, cuál sería el secretismo que la actual familia que ostenta la hacienda desea esconder, en pos al hecho de sus constantes negativas de otorgar datos históricos, a pesar de tener en la misma hacienda una librería entera, donde se recopilan cientos de datos históricos de la hacienda.

Para puntualizar aún  más el misterio, pensando ilusorias lucubraciones, nos dirigimos a la hacienda, para una vez más visitar la capilla.

Después de haber leído el libro, o al menos, la página de la historia de la hacienda, nos llamó la atención la gran cantidad de flores de Lys repartidas por toda la hacienda, era algo desmedido. En un principio se pensó que era en relación a la monarquía española, que tiene como símbolo la flor de Lys, y aún más después de observar un gran azulejo de color celeste y fondo claro, al entrar en la capilla, Donde se refleja la visita histórica del rey español Don Alfonso XIII.

Nuestros pensamientos continuaban divagando sobre cuál sería el gran misterio que se quería ocultar. Y aún más ante el gran fervor existente entre las gentes, de tomar a la escultura como milagrosa. Esto hizo que desde siglos atrás, fueran muchos los feligreses que vendrían aquí a la capilla a rezar y pedir por sus enfermedades o familiares, y así se demuestra en la gran cantidad de exvotos existentes en la capilla, y cuadros que representan curaciones milagrosas por el Cristo de Torrijos, o en el gran fervor de la romería, que traía y continua trayendo ciudadanos de diferentes localidades, no solo de Valencina, si no de Salteras, Santiponce, La Algaba, Gines, Castilleja, Bormujos, Tomares… Todas ellas, por curiosidad, pertenecientes o cercanas a los antiguos dominios de la hacienda de Torrijos.

A nuestras manos llegó la información que una empresa inmobiliaria tenía la intención de comprar gran parte de los terrenos de la hacienda de Torrijos, hoy dedicados como siempre, a la siembra.  La oferta era ostentosa y multimillonaria, mas la respuesta del marqués fue tajante, y a la vez sorprendente, “No está en venta, no tiene precio.”

A través de la rumología popular, recogimos un nuevo dato histórico, que el actual dueño recibía todos los años, por fecha de Semana Santa, a Doña Fabiola y Don Balduino, reyes de Bélgica. Esta visita anual era por el gran gusto que el rey belga tenía por la semana santa sevillana. Pero personalmente pensábamos que no era razón convincente, pues podría haber cogido un hotel. La explicación radicaba, al parecer, en que la actual esposa del marqués de Torrijos era la hermana de Doña Fabiola.

Con estos néctares, se comenzó la investigación de la hacienda de Torrijos, movidos por intentar saber cuál sería el secreto a esconder de la hacienda de Torrijos, porqué no permitían que la hermandad arreglara la capilla, porqué no daban datos históricos de sus propietarios, si entre ellos había personalidades reales, como la actual consorte del propietario, daría glamour a la población.

Como las nebulosas que encontrábamos en la hacienda de Torrijos eran de ausencias de datos históricos, movidos por esta incertidumbre que nos invitaba a pensar que tal vez aquí, en las ausencias de datos históricos, se hallase el secreto de la hacienda de Torrijos, nos decidimos iniciar la investigación recopilando datos sobre su primer dueño, Don Nuño González de Lara, el Bueno.

Copyright. Todos los derechos reservados. Orden del Temple.