Templo Oración

En el Templo de Oración, Luz, Paz y Energía, los hermanos de la Orden del Temple oran para ayudar a todo aquel que lo solicite ante cualquier situación personal y/o colectiva.

Donaciones

Como Organización sin ánimo de lucro y de base religiosa, aceptamos donaciones que puedan hacer que nuestra labor continúe diariamente al servicio del Cristo.
(En muchos países este tipo de donaciones tienen deducciones fiscales).

Información Usuario

IP Address
54.165.57.161
United States United States
Explorador
Unknown Unknown
Sistema Operativo
Unknown Unknown

Su Hora

Música

module by Inspiration

Recommended service:
dating information
Sendero del Grial. Febrero 2011 (II)
Publicaciones Orden del Temple - Senderos
Escrito por Orden del Temple   
Sábado, 12 de Febrero de 2011 00:00

El es el Camino. Dice: Nadie va al Padre si no es por Mi”. Nadie llega a Dios si no realiza la Encarnación del Cristo en él mismo. El Cristo no es un mero “Maestro Ascendido” más de los maestros de Oriente y de Occidente, es el Redentor Divino de todos los hombres y todas las almas, y por eso es el único Maestro, el Maestro interno que todos los hombres pasados, presentes y futuros. Cada uno puede contactar directamente con Él en su Templo interno y conseguir de Él toda la ayuda que necesite.

El Cristo es realmente la Divinidad implantada en el hombre y la fuerza de la filiación Divina, la puerta abierta para el retorno a la Casa de Dios, nuestro Padre. Todos somos Cristos en potencia, pues el Cristo significa “el Ungido” y todos podemos a través de Él, siguiendo el Camino abierto por Él y aplicando Sus preceptos y mandamientos, recibir la misma Unción que Él, que le hace Hijo Bienamado.

El es el único que nos puede enseñar el Camino de la Divinidad, pues Él es el primero que lo ha realizado desde el principio hasta el final; desde Su concepción de Hombre-Dios hasta Su Ascensión hacia el Padre, pasando por Su Gloriosa Resurrección: Es el primer hombre que ha resurgido de la muerte por sus propias fuerzas.

Y esta fuerza del Hombre-Dios, del Verbo Encarnado, ha sido esparcida en todas las almas como un “destello de Redención”, aunque sea necesario para redimirse que cada uno desarrolle ese destello hasta convertirlo en llamarada ardiente.

Por eso el Cristo ha afirmado y prometido a sus discípulos: “Vosotros haréis las cosas que Yo hago y otras más asombrosas todavía” (Juan XIV, 12). Ningún otro Maestro de Oriente u Occidente, ni del Norte o el Sur ha realizado los milagros y prodigios que Él hizo, y menos aún, ha sido capaz de transmitir tal poder a sus discípulos. El Cristo es el único que ha demostrado con SU Vida, con Su Palabra y con sus Actos, con sus portentos, con Su Pasión, muerte y Resurrección; con Su Ascensión ante más de quinientos discípulos, que es el Camino, la Verdad y la Vida Divina.

Pero hermanos y hermanas nuestros, este camino hacia la Verdad, hacia la Divinidad, es el Camino Interno, puramente místico, hacia “el Reino de Dios que está en vosotros”, como dijo Él, y no en un Paraíso mítico situado en cualquier parte del espacio sideral, hacia el cual iríamos después de la muerte. Debemos ser Templos vivos y conscientes del Espíritu. Dios está en nosotros y nosotros en Él. Somos hijos de Dios, pero hace falta que volvamos a la Casa de nuestro Padre y sólo el Hijo nos puede conducir hasta Él.

Queridos hermanos y hermanas, donde sea que os encontréis. Es de suma importancia para vuestra evolución espiritual, que no mantengáis ninguna duda sobre la Verdad que es el Cristo, pero para hacer este Camino Iniciático, necesitáis una fe conocedora, iluminada e indefectible, pues no conocer la Verdad, que es Luz, es encontrarse en las tinieblas de la ignorancia y del error. Es también imprescindible, que forjéis vuestro pensamiento como una espada llameante capaz de abrirte el Camino de la Vida, que también es el Cristo.

Que no os quede la menor duda sobre el Cristo, para que así podáis hacer este Camino Iniciático.

Non Nobis

Orden del Temple+++

Copyright. Todos los derechos reservados. Orden del Temple