Templo Oración

En el Templo de Oración, Luz, Paz y Energía, los hermanos de la Orden del Temple oran para ayudar a todo aquel que lo solicite ante cualquier situación personal y/o colectiva.

Donaciones

Como Organización sin ánimo de lucro y de base religiosa, aceptamos donaciones que puedan hacer que nuestra labor continúe diariamente al servicio del Cristo.
(En muchos países este tipo de donaciones tienen deducciones fiscales).

Información Usuario

IP Address
3.239.58.199
United States United States
Explorador
Unknown Unknown
Sistema Operativo
Unknown Unknown

Su Hora

Música

module by Inspiration

Recommended service:
dating information
Las Bienaventuranzas (VIII)
Publicaciones Orden de Sion - Enseñanzas para el Crecimiento Interior
Escrito por Yo Soy   
Lunes, 30 de Noviembre de 2009 00:00

Bienaventurados los que padecen persecución por causa de la justicia, porque de ellos es el reino de los Cielos.


Bienaventurados sois cuando os vituperen, persiguieren y dijeren mal de vosotros por Mi causa, porque vuestra merced es grande en los cielos, ya que también persiguieron a los Profetas que hubo antes que vosotros.


Todo esto es asombroso y a la vez correcto, sólo que hemos de comprender una cosa: El origen de toda esta persecución, no es otra cosa que nosotros mismos, siempre que encontremos difícil lo justo o pensar con rectitud; cuando cedemos a la cólera o la desesperación. Entonces somos perseguidos por causa de la Justicia, ya que esto implica una lucha con el Yo inferior, que prefiere el viejo modo de pensar, se levanta y nos insulta.


Todos los que han alcanzado la iluminación, ha sido tras grandes batallas con ellos mismos, cuando su viejo Adán les perseguía. Jesús mismo fue tentado y tuvo que hacer frente a esa persecución, especialmente en el huerto de Getsemaní y en la cruz misma. Y como esto ha de suceder antes o después, mejor efectuar la lucha y vencer lo antes posible, de manera que estas persecuciones resulten ser bendiciones Divinas.


No hay virtud alguna en que otros nos molesten o persigan. Nada viene a nosotros al menos que haya algo que lo atraiga, por lo que si tenemos molestias o dificultades, es debido a que algo se encuentra en nuestra mente que debe ser examinado y aclarado. Los débiles, vanidosos y presuntuosos, piensan que si no los tratan como ellos quisieran, es que son perseguidos a causa de su superioridad espiritual. He aquí una patética ilusión, ya que sólo podemos recibir a través de nuestra existencia lo que en todo momento nos corresponde, y nadie puede impedirnos recibir lo que nos roca y/o conseguirlo, por eso debe quedarnos claro, que toda persecución viene del interior.

Non Nobis

 

Copyright. Todos los derechos reservados. Orden de Sión 2009.