Templo Oración

En el Templo de Oración, Luz, Paz y Energía, los hermanos de la Orden del Temple oran para ayudar a todo aquel que lo solicite ante cualquier situación personal y/o colectiva.

Donaciones

Como Organización sin ánimo de lucro y de base religiosa, aceptamos donaciones que puedan hacer que nuestra labor continúe diariamente al servicio del Cristo.
(En muchos países este tipo de donaciones tienen deducciones fiscales).

Información Usuario

IP Address
54.165.57.161
United States United States
Explorador
Unknown Unknown
Sistema Operativo
Unknown Unknown

Su Hora

Música

module by Inspiration

Recommended service:
dating information
Mi Camino En La Orden Del Temple
Publicaciones Orden del Temple - Relatos
Escrito por María de Aquitania   
Viernes, 04 de Octubre de 2013 00:00

Autora: Hna. G.H.+


Desde muy pequeña, mis ojos vieron, mis oídos escucharon, lo que otros no veían ni escuchaban. Tuve la suerte de tener personas a mi alrededor, que con paciencia y cariño me explicaron y me hicieron no tener miedo.

La paradoja fue, que desde los cuatro años a los diecisiete, estuve en un colegio de monjas, conviviendo con la realidad de lo que nos enseñaban sobre Dios, Jesucristo, la Virgen María, la vida y la muerte y lo que yo vivía, veía y escuchaba. Como niña, entendí que algo no encajaba y como al preguntar no me respondían a mis preguntas las religiosas, sino que me acusaban de blasfemar y me llamaban hereje, opté por el silencio. No más preguntas. Dios, Jesús y María, pasaron a un segundo plano, aunque siempre presente.

Con el tiempo, estas lagunas las empecé a llenar con conocimientos esotéricos y espiritistas del mundo profano. Conceptos y conocimientos que aclararon muchas preguntas durante muchos años.

Nuevos acontecimientos en mi vida, crearon situaciones que empezaron a sobrepasarme, haciéndome empezar a caer en una espiral hacia abajo, cuando la vida, el destino, trajo de nuevo a mi vida a un querido amigo de mi pasado. Bajo su guía, aprendí que el azar no existe, que el Amor es la fuerza que mueve el mundo. Que Cristo es el Maestro de maestros y que el servicio, es el trabajo de cada uno de nosotros. Sacudió los dogmas y prejuicios que tenía y aquello que no sabía.

Viendo que necesitaba una guía, me sugirió que entrara en una Orden. Al principio lo rechacé, ya que nunca antes había estado dentro de un grupo. Más el tiempo y cierta circunstancia, me hicieron estar sola, sin su guía y fue, por mi propia decisión, que busqué y entré a una Orden conocida. Mi relación con ellos ha sido positiva. Tengo muy claro que los problemas profanos entre sus miembros, son eso, profanos y que mi corazón y mi mente estaban en los conocimientos y lo que ellos me darían. Me dieron mucho. Muchas de mis preguntas y dudas quedaron contestadas, pero estas vez de una forma clara  y concisa.

(continuará)


Orden del Temple+++