Generalidades

Los Aspirantes

En nuestra Orden, tenemos un mecanismo de acercamiento para las personas interesadas, denominados Círculos de Reunión Templaria, aperturados en distintos países y ciudades. Que están a cargo de un Hermano o Hermana preparado por nosotros, y que son responsables del mismo ante la Orden. En caso de no haber en la ciudad desde dónde se solicita, prepararemos a la persona que desee asumir la responsabilidad de ser el Preceptor o Preceptora.

El Círculo, es una estructura de acogida, formación y acción. La información, será facilitada según un Programa de Formación en niveles distintos, desde los más básicos de conocimientos esotéricos, para los principiantes, hasta los más avanzados para aquellos que lleguen a entrar en la Orden, después de un tiempo de Postulantado y que son propios de nuestra Escuela de Misterios “Templo de la Luz”. Esta formación Iniciatica, nunca será para los que sólo deseen aumentar sus conocimientos intelectuales, que van de una organización a otra, con la sola intención de acaparar de forma insaciable lo que puedan sacar de cada una, a veces simple y llanamente para montar una “Orden” por su cuenta, sin tener en cuenta la responsabilidad que ello conlleva ante Dios y ante los hombres, teniendo en el fondo y en la superficie, la “sana” intención de lucrarse personalmente, en el plano que sea. Pero no hay un compromiso formal de entrega al Padre, comenzando, como no puede ser de otra manera, con un cambio interior, para dejar atrás el “hombre viejo” y que pueda nacer el “Hombre Nuevo”, ya que eso es lo único y verdaderamente importante. Conocer por conocer, sin acción, sin cambio personal, sin entrega, sin testimonio sincero, es inútil querer entrar en la Vía Iniciática, pues jamás podrá llegar al verdadero Conocimiento quién tenga ese fútil objetivo, pues los Arcanos no están al alcance de las esponjas intelectuales, sino de los auténticos Buscadores, que tendrán su respuesta, pues cómo dijo Nuestro Señor el Cristo: “El que busca halla, y al que llama se le abre la puerta”.

Los Círculos de Reunión Templaria, están dentro de la Orden, pero no son la Orden. Sin embargo, como partes integradas, ofrecen una cierta imagen de ella en el lugar dónde están instalados. Los responsables y también los asistentes Postulantes, deben ser conscientes de representarla lo más dignamente posible en toda circunstancia.

Líneas de Conducta

Cómo dice el principio de nuestra Regla, ser Templario es: “Una forma de ser, de comportarse ante las visicitudes de la vida, y mismamente de morir”. Ser Templario significa un estilo y una ética, que debe ser nuestra carta de presentación ante el mundo, ya que nosotros estamos en el mundo, con todas las obligaciones familiares, profesionales, laborales y sociales que cada uno haya asumido en su caminar, pero a la vez, no “somos” del mundo. Es decir, no estamos atrapados por el materialismo imperante actualmente en la sociedad, sino que intentamos imprimir a todo lo que hacemos, que Dios es lo primero y lo incorporamos a cualquier acto de nuestra vida, santificando con ello todo lo que en cada momento vamos realizando.

El Temple es acción y se aprende actuando como Templario, progresivamente, según las instrucciones de la Orden. Una acción que cubre en permanencia todos los planos: Físico, Anímico y Espiritual. Esta línea de conducta está detallada en la Regla del Círculo de Reunión Templaria y concretada en unos textos que a la solicitud de entrada del/ la Aspirante le serán entregados, para que conozca con quién se va a vincular, aclarar para su tranquilidad quienes somos y también sus derechos y deberes dentro del Círculo de Reunión Templaria y posteriormente si lo logra, dentro de la Orden.

Si a lo largo de esta etapa de Postulantado, siente el/la Aspirante, que este es el lugar que buscaba para el servicio y vinculación íntima con el Cristo, y con ello la progresión espiritual, necesitando en su interior un Grado de compromiso mayor a nivel personal y desea entrar a formar parte de la Orden, hará la solicitud pertinente por medio del Preceptor o Preceptora del Círculo al que asistes, o directamente a la Orden si no le hubiera, que nos llegará para su evaluación y aprobación si procede.

Al solicitar en principio la asistencia al Círculo y ser aceptada, pasará a ser Compañero del Santo Deber y a la Orden Tercera. No se admiten personas menores de veintidós años, ni los inmersos en procesos judiciales por daños a las personas o sus bienes, siendo la Orden libre de poner en conocimiento de la justicia civil, a quien cometa estando dentro de ella, de algún acto delictivo o que vaya en contra de las leyes civiles vigentes en cada país, pero a su vez, no se hace responsable subsidiaria de los actos fuera de la ley que esa persona pudiese cometer. Sólo autorizamos a nuestros Preceptores o Preceptoras a impartir cuando alcancen éstos el nivel adecuado, la enseñanza espiritual de la Orden, de manera muy estricta y ajustada a nuestra Regla, siempre bajo nuestra supervisión, sin que ello condicione la libertad y compromisos adquiridos (familiares y profesionales) de cada uno de los miembros, y todo lo que esté fuera de la actividad del Círculo, no nos compete, aunque damos por sentado, que los Aspirantes siempre actúan con la verdad y buena voluntad y dentro de la legalidad, ya que por nuestra parte sería causa de expulsión inmediata el engaño o cualquier acto no acorde con el Espíritu y Regla de la Orden.

Progresión en la Orden

Sólo después de un proceso de preparación, estudio y asistencia continuada a los Círculos o en su caso, de encuentros por Internet, de varios meses de duración, si siente que este es “su sitio”, podrá solicitar el ingreso en la Orden, dónde se consideran los siguientes Grados de vinculación:

  • Grado de Sirviente. Es el primer Grado de compromiso con la Orden. Es reversible, y en caso de no ser posible la continuación,  puede retirarse sin mayor problema, anulándose el vínculo en todos los niveles, debiendo ser devueltos a la Orden, todo lo que se le ha proporcionado para su formación y toma de Grado: Textos, vestiduras, complementos, etc., pues éstos han pertenecido durante un tiempo a su persona y sólo se le han entregado para su uso dentro de la Orden, siendo además ésta, la propietaria intelectual de los textos, con el Copyright correspondiente. Todo ello será destruido porque no puede ser reutilizado.
  • .Grado de Escudero o Amazona. Es el segundo nivel de vinculación, en este caso más estrecho aún, pero también es reversible como el anterior y con las mismas condiciones.
  • Grado de Caballero o Amazona Blanca. Comienza el auténtico paso de ingreso, pues esta Investidura, es el principio para posteriormente, al ser definitivamente consagrado y si procede Ungido, en ese acto u otro posterior y definitivo. El Hermano o Hermana, deben reflexionar el irreversible compromiso que van a contraer, pues ya es un Sendero sin retorno. Hasta ese momento, estaba en la Orden, a partir de esta Investidura ES la Orden. Por consiguiente, es una decisión que debe tomarse tras mucha meditación y saber a ciencia cierta cuál será su situación posterior. La Autoridad de la Orden, determinará si está preparado/a para ser recibido en ella, con este Grado.

Hay otras Dignidades dentro de la Orden, así como su Sacerdocio específico, que sólo conocerán los definitivamente integrados en la misma.

Plan de Trabajo

La Orden es una Milicia, y cada uno de sus miembros, actúa en pro de sus metas y objetivos. Esta actuación es progresiva, y en este Plan de Trabajo, debe haber una búsqueda en tres partes:

  • Búsqueda de las huellas Templarias en la ciudad, pueblo o provincia dónde resida. Hay multitud repartidas, como castillos, encomiendas, ermitas, capillas, monasterios, iglesias y catedrales.
  • Búsqueda interior. Esfuércese en conocer los motivos que le atraen hacia el Temple, a descubrir los aspectos inconscientes de sus motivaciones. Reflexione sobre en camino que ha seguido hasta ahora, y el que desea comenzar a partir de la vinculación con la Orden.
  • Empiece a estudiar el medio dónde vive, dónde se mueve, su círculo de actuación con sus límites actuales. El mundo de sus relaciones familiares, profesionales, laborales, académicos, etc. Observe e intente clasificar a las personas según su grado de evolución, sus inquietudes, su recepción, su comportamiento en la vida. Todo ello, le hará tomar conciencia de su lugar en el mundo y cómo puede ayudar a cambiarlo con un orden de valores espirituales, morales y de solidaridad.

Escuela de Misterios

Finalmente, sólo nos resta decir, que naturalmente, no estamos en poder de todo el Conocimiento que lleva a la Verdad. Si dijéramos eso, sería engañar e inducir a error a todos los que deseen participar con nosotros en la aventura de la Búsqueda del Grial, porque la Verdad y el Conocimiento absoluto, sólo los posee Dios, nuestro Padre. En consecuencia, compartimos el legado que hasta ahora hemos recibido, y lo demás, lo aprenderemos entre todos los Hermanos y Hermanas de la Orden, si somos dignos de recibirlo, y que nos llevará por el camino de vuelta a la Casa del Padre, junto con el Cristo y Nuestra Señora Santa María del Santo Espíritu.

  • Cantante Domino
  • #
    Title
    Artist
    Composer
    Time
    ID
  • 01.
    http://www.ordendeltemple.net/wp-content/uploads/2017/11/24-Pista-24.mp3
    24 Pista 24
    80
    4:17
    s1
    audio/mpeg
  • 02.
    http://www.ordendeltemple.net/wp-content/uploads/2017/11/04-Pista-4.mp3
    04 Pista 4
    80
    2:10
    s2
    audio/mpeg
  • 03.
    http://www.ordendeltemple.net/wp-content/uploads/2017/11/09-Pista-9.mp3
    09 Pista 9
    80
    1:44
    s3
    audio/mpeg

Visitas